La vía de los santuarios

Tappe Sentieri

A cada uno de los cinco pueblos de las Cinco Tierras corresponde, a mitad de la ladera, un Santuario al cual los habitantes se sienten ligados desde siempre con una gran devoción. Se trata de cinco iglesias conectadas al respectivo pueblo por empinados caminos de herradura, verdaderas “Via Crucis” recorridas aún hoy en día por los creyentes durante las festividades anuales. De gran interés histórico y natural es la así llamada Vía de los Santuarios, el recorrido horizontal que une los cinco edificios de culto. Se trata de un histórico itinerario, que se puede recorrer a pie, a caballo o en bicicleta, que atraviesa terrenos con terrazas, huertos, antiguos caseríos, pequeñísimos centros habitados, a menudo abandonados, y que regala panoramas incomparables en las Cinco Tierras y notables pretextos de reflexión histórica y espiritual. Un recorrido simple, al alcance de cualquiera, que también se puede fraccionar en varias etapas.

>>  TOUR VIRTUAL DEL SENDERO <<


Etapa n. 1: Soviore (470 m.) - Reggio

Partiendo de Soviore se sube por unos cientos de metros por la carretera Levanto-Pignone, hasta el inicio, un poco antes del Colle Termine, del sendero 8/b. El recorrido, panorámico y lineal, bordea huertos, murallas de piedra y cursos de agua, inmerso en el matorral mediterráneo resurgido después de un devastador incendio de hace unos años. Cuando se deja el camino carretero se baja hasta superar el torrente Mulinaro, se continúa por la Capanna Ricchetto, para luego bajar aún más por la Costa Mesorano. Aún un breve tramo en plano y se llega a la carretera que une Vernazza con la Foce Drignana. Desde aquí, después de unas curvas, un breve sendero lleva al Santuario de la Virgen de Reggio.

Variante: delante de la fuente que se encuentra en un extremo de la plaza de la iglesia empieza el sendero n. 8 que baja a la estación ferroviaria de Vernazza.

Etapa n. 2: Reggio - San Bernardino

Cuando se deja el Santuario de Reggio se sube por la carretera que lleva a la Foce Drignana hasta encontrar el sendero 8/a, un camino de herradura poco visitado ya sea por la longitud, que por la falta de significativos pretextos panorámicos, razón por la cual el paso puede resultar en algunos tramos dificultoso. El sendero, que sigue el perfil orográfico girado primero hacia el interior, y luego hacia el mar, atraviesa olivos y torrentes, bordea cultivos y pequeños centros más o menos habitados, primero en caminos de tierra, luego sobre verdaderos caminos de herradura. A la altura de Muro Superiore se cruza finalmente con la carretera que lleva al pequeño centro de San Bernardino, donde se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de las Gracias.

Variantes: desde el Santuario se puede enlazar con el sendero Azul ya sea hacia Vernazza, gracias al sendero n. 7, que hacia Corniglia, con el más difícil 7/b.


Etapa n. 3: San Bernardino - Volastra

Desde el Santuario de San Bernardino se coge el sendero n. 7 hasta llegar al pequeño centro de casas Fornacchi. Desde allí se abandona el camino de herradura y se dirige por el camino carretero en dirección a Riomaggiore; la carretera coincide por unos cientos de metros con el sendero n. 7/a que baja de la cresta. Cuando se llega al cruce de Case Pianca se recorre el sendero n. 6/d que, entre bosques, terrazas y pequeños cursos de agua llega a Porciano, una minúscula aldea rural de supuesto origen romano. Aún un breve tramo a mitad de la ladera, desde donde se disfruta de una magnífica vista sobre Corniglia y Manarola, y se llega a Volastra, donde se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de la Salud.

Variante: bajando del Santuario, una vez que se pasa el pueblo, se sigue el recorrido n. 6 que termina delante del aparcamiento de coches, detrás del centro habitado de Manarola.


Etapa n. 4: Volastra - Montenero

Desde Volastra se coge el sendero n. 6, el mismo que lleva al centro habitado de Manarola, hasta llegar a la Carretera de los Santuarios, unos cientos de metros antes del cruce que lleva al pueblo. Desde aquí se va por el camino carretero, normalmente no muy traficado y, después de haber superado un túnel, se llega a una gran curva que gira hacia abajo, en donde empieza el sendero n. 3, que sube desde Riomaggiore y lleva a la cresta cruzando a mitad de la ladera la plaza en donde se encuentra el Santuario de la Virgen de Montenero.

Variante: después de haber dejado el Santuario se vuelve a subir, siempre a lo largo del sendero n. 3, hasta llegar a un camino de tierra. Desde aquí se puede llegar, siguiendo siempre la carretera blanca, a Il Telegrafo, o retomar el camino de herradura y llegar, más arriba, al sendero de la cresta a la altura del Fuerte Bramapane.

Solicitud de reserva

Pregunte por disponibilidad